¿Cómo fomentar la lectura en los niños?

Leer es fundamental para las personas y más cuando se encuentran en edad temprana, ya que constituye un aspecto básico del desarrollo que puede ayudarles a fortalecer sus potenciales cognitivos. Descubre ¿cómo fomentar la lectura en los niños? de forma sencilla y entretenida.

12 consejos para fomentar la lectura en los niños

Algunos consejos útiles y valiosos para fomentar la lectura en los más pequeños de la casa.

Dedicar tiempo a la lectura

Aunque en el ritmo de vida actual, con las obligaciones y responsabilidades de los adultos, es difícil disponer de espacios de tiempo para este tipo de actividades, es ideal dedicarle al menos unos 30 minutos diarios para propiciar y acompañar a los más pequeños en la lectura.

Una excelente idea es hacerlo justo antes de irse a dormir, para que ellos puedan compartir y leer un cuento junto a papá o mamá.

Apostar a sus gustos

Tal como ocurre con los juguetes, no a todos los niños les gustan los mismos, así sucede con los libros.

La idea es brindarles aquellos que más les gusten para que su interés por la lectura sea mucho mayor y sea una actividad agradable.

Proporcionarles libros adecuados a su edad

No todos los libros son para los más pequeños, algunos únicamente están indicados para adultos.

En tal sentido, lo ideal es adquirir y proporcionarles a los más pequeños libros acordes a su edad, donde se aborden temas de su interés y que les resulten fáciles de comprender. De esta forma, se estimula su entusiasmo por la lectura y se les proporciona material adecuado para ellos.

Ofrecerles opciones para elegir

Difícilmente un niño deseará leer en repetidas ocasiones el mismo libro, en cambio cuando se le ofrecen diversas opciones entre las que pueda elegir aquello que más le guste, esto hace que su interés se despierte y además de aprender cosas nuevas, se convierta en asiduo a esta actividad.

Concebir la lectura como algo divertido

La idea es que los pequeños puedan pensar en la lectura a manera de juego o un recurso muy útil para su beneficio, esto les ayuda a mantener el interés en la actividad, sin que se cansen o piensen que es un proceso tedioso.

Crear espacios de lectura en casa

Ya sea que se trate de un pequeño rincón en la sala o dentro de su habitación, es ideal  que dispongan de un lugar donde sentarse, con la iluminación adecuada para desarrollar esta actividad.

Fomentar en lugar de obligar

Imponer la lectura es un proceso contraproducente en los más pequeños y puede hacer que estos jamás se interesen por sí mismos en leer. En cambio, fomentar esta actividad de forma natural, divertida y apostando por sus gustos es la mejor alternativa para despertar en ellos el interés y crear un hábito lector.

Intercambiar ideas sobre los libros

Ya sea que se hable dentro de la misma familia, en grupos de debate o incluso en el colegio, intercambiar ideas acerca de los libros que se han leído es una excelente forma de fomentar el interés por la lectura, sobre todo en los más pequeños.

Llevarlos a visitar las bibliotecas

Que los pequeños conozcan las grandes bibliotecas o acudir a librerías para observar todo lo que en ellas está disponible, es una excelente forma de que puedan descubrir cuáles son los libros que más les gustan.

Llevar libros con ellos 

Esta es una excelente alternativa para que en cualquier oportunidad que se presente puedan hacer de la lectura algo entretenido, por ejemplo, en el auto cuando se haya algún embotellamiento, es una forma de aprovechar el tiempo y evitar el aburrimiento.

Intercambiar

Tal como se mencionó antes respecto a la variedad, intercambiar los libros es una forma económica de ofrecerles alternativas a los más pequeños sin tener que gastar dinero en ello, esto además hace que se sientan parte de una comunidad lectora.

Educar con el ejemplo

Sin duda alguna, la mejor manera de educar a los niños es poniendo el ejemplo, por esto es usual que en las casas donde los padres leen, los pequeños tengan interés en dicha actividad, haciendo de ello un hábito apreciado.